miércoles, 16 de mayo de 2007

Egosurfeando

¿Cuántas veces has tecleado tu nombre y apellidos en la ventanita rectangular de Google? Tranquilo, no eres el único. Dicen que es normal. La cosa se llama egosurfing, o también ego search. Es una mezcla inocente de vanidad, narcisismo digital y matarratos para ociosos en busca de autoestima. Mucho más habitual resulta googlear a otros, rastrear informaciones en el buscador sobre un desconocido o querer averiguar más sobre alguien a quien acabamos de conocer.

El muy recomendable blog de Enrique Dans y su nutrida audiencia comentaban un reciente y divertido artículo del Wall Street Journal: "No eres nadie si no sales en Google". ¿Qué pasa con las mujeres que, en ciertos paises (Estados Unidos, Alemania...), pierden su apellido familiar al contraer matrimonio, o vuelven a cambiarlo si se casan de nuevo ?

Hasta la elección del futuro nombre del bebé empieza a estar condicionada por la búsqueda algorítmica (y un poco ansiosa) de la originalidad. El afán de los nuevos papás geeks: distinguir, diferenciar, destacar... conseguir para su vástagos un buen rango en el Gran Buscador Universal (teclea José Martínez y te saldrán 5.380.000 entradas; y con John Smith serán 202 millones).

(Más sobre el asunto, aquí; y también aquí)

4 comentarios:

Clint Eastwood dijo...

Uno de los bebés que sin duda más entradas tendrá: Bubba Ludwig, de 10 meses, y ya con su licencia de armas

Blanca dijo...

Pues yo no salgo en Google.

Vaya, después de comprobar en el blog de Vendell que no soy nada, resulta que tampoco soy nadie.
Me ha rematado usted, Sr. Lynx ;)

Lynx dijo...

Querida Blanca: tecleo su nombre y me salen casi 50 millones!
Es usted la EMPATÍA necesaria de esta bitácora :)

Blanca dijo...

¡Olé!

Ninfuna de esas millones de entradas soy yo. Sigo sin ser nadie en google, pero ser alguien en su blog me compensa de sobras. :D