viernes, 27 de julio de 2007

Cisnes negros

Hay momentos decisivos en la historia de la humanidad que ningún experto es capaz de prever: el 11-S y el 11-M; la caída del Muro de Berlín y el derrumbe de la Unión Soviética; la victoria de Hitler en las elecciones del 33; la hecatombre de la Primera Guerra Mundial y la toma del poder por Lenin en 1917...

Este tipo de acontecimientos inesperados e impredecibles, que lo cambian todo para siempre, se llaman "cisnes negros", un término acuñado por Nassim Nicholas Taleb, matemático y filósofo de la incertidumbre, la aleatoriedad y lo altamente improbable. Moraleja: la Historia no es lineal, ni ordenada, ni lógica; el riesgo no puede ser medido ni previsto; la prospectiva es una pseudociencia; las compañías de seguros se basan en ilusiones...


Sobre este asunto hay un interesante artículo de Antonio Muñoz Molina en el MUY de agosto. Puede leerse íntegro, aquí>>

(la ilustración, de Manuel Barbero)


1 comentario:

anna dijo...

bonita ilustración