viernes, 3 de agosto de 2007

Ojo con lo que escribimos (de J. J. Benítez)


El de la foto es Luis Alfonso Gámez, un periodista escéptico. Corresponsal de ciencia del diario vasco El Correo, lleva años denunciando desde su blog Magonia ("una ventana crítica al mundo del misterio") a parapsicólogos, videntes, ufólogos, sanadores y otros charlatanes fraudulentos. Sus herramientas han sido siempre el trabajo duro, el razonamiento científico y el sentido común.

Quizás por eso, el peso de nuestra terrible justicia veraniega ha caído sobre él: un magistrado de Guecho le condena al pago de una indemnización de 6.000 euros por los "daños morales" causados a J.J. Benítez (¡sí, hombre, el misteriólogo; aquel tío del caballo, el bestseller de Planeta, joder, "el hombre que susurraba a los ummitas"!).

¿Y qué escribió el periodista? Pues comentando el programa "Planeta Encantado" que, por encargo de TVE (!), dirigía Jotajota, lo calificó de: "estafador que no dice más que sandeces, iluminado que basa su negocio en la mentira, el engaño público y la tergiversación". Menos mal que este juez es moderno y ya no habla de moldes, como el otro: su sentencia absuelve al periódico de Gámez "por las dificultades que tiene cualquier sitio de Internet para controlar la información que se cuelga en la red".

No se pierdan el desahogo que el condenado (puede presentar recurso) ha publicado en su bitácora.


7 comentarios:

lola fuentes dijo...

Con lo que escribimos, con lo que hablamos... con lo que pensamos, ahí está El, con sus grandes poderes, ahora comprendo todo, Dios existe, pero como es humilde se dice llamar "simplemente Benitez", qué miedo, voy a pedir consulta con Luis Muiño.

Aníbal Lector dijo...

sin embargo al fede lo han absuelto x decirle a janli 4 verdades. No se pierdan su berrinche de hoy en el país, con amenazadora coda

japa dijo...

Tenemos jueces que opinan que si un violador se pone un preservativo es una buena persona, que una lesbiana es cien veces peor que una prostituta (y por cierto, no veo porqué ser prostituta debe ser considerado un baldón) y que una mujer apaleada por su marido probablemente habrá hecho algo para merecerlo. Y tras el numerito del juez del Olmo hace tres semanas ¿Alguien se extraña todavía de las "hazañas" de nuestros justicieros togados?

Anónimo dijo...

gamez es un mal bicho, pero no se merece esto

Anónimo dijo...

Arcadi Espada, uno de sus ídolos, le cita hoy a usted en su blog (y en El Mundo), a propósito de este lamentable asunto. Creo que escribiré al tal Gámez para consolarle y animarle

Anónimo dijo...

Cuenta-cuentos, cuenta-cuentos... el Correo se desmarca del delincuente Gámez durante el juicio, por eso se libra. Ahora ya podemos escribir lo que es en realidad Gámez: un DELINCUENTE. Lo sabíamos hace tiempo, pero ahora ya es legalmente un DELINCUENTE. Gámez, ningún científico se dedica a insultar, como llevas años haciendo. Tú no eres el científico que pretendes ser, ni por titulación, ni por formas. Eres un DELINCUENTE condenado.

Adán-Richard Wilson dijo...

La actitud de estos personajes que se declaran escépticos es bastante llamativa. Demuestran que no han estudiado suficientemente los temas que critican y además que son muy orgullosos y no dan crédito al trabajo y al estudio de los demás. Ser escéptico demuestra una torpeza mental de una mente atrapada en dogmas científicos con total inconsciencia de si mismo. Solo se dedican a criticar lo que otros expresan, sin nunca estudiar ellos mismos los temas citados. Hacen dogma de una ciencia que ha demostrado muchas veces la prepotencia de sus defensores, tienen que rectificar muchas cosas por la evolución de la propia ciencia. Estudiar un poco el discurso de estos mismos personajes “Escépticos científicos” del siglo 19. Ya lo sabían todo, ya no se podía inventar nada mas, en el siglo 19 estos personajes han dicho barbaridades que hoy en día nadie saca a la luz. Viendo el perfil “Escépticos científicos” de hoy, es obvio que no han aprendido nada de su propia historia. Por eso son escépticos, no estudian nada en profundidad por ellos mismos, pierden todo su tiempo en criticar e insultar a quienes plantean las cosas de otras formas. ¿Cómo es posible a estas alturas que no tengan aún un criterio propio formado? ¿Escéptico toda la vida? ¿Nunca aprenden o que pasa? Se creen hipótesis y teorías como dogmas de fe, nos siguen presentando a la ciencia como el poder absoluto. Lo peor es que demuestran siempre que no tienen consciencia realmente de lo que son. No sé si me publicaron en este blog, pero en magonia estoy totalmente vetado por este señor que va con grandes valores democráticos, defensor de la libertad y boicotea las opiniones en contra en su blog, aún teniendo la buena educación que expongo en este mismo mensaje. Realmente me da pena este doble juego hipócrita tuyo Luis Alfonso y desde aquí sigo retándote a un cara a cara en cualquier emisora de TV o radio, me gustaría demostrar al mundo que estas personas no tienen una argumentación propia, que carecen de un estudio propio profundo de la realidad y solo repiten como loros lo que otros estudiaron, sin nunca saber muy bien realmente tienen la razón o no. Esta sentencia te la mereces Luis Alfonso Gámez y espero que recibes más demandas del estilo si tu discurso se centra en descalificar a las personas y sus trabajos de forma tan gratuita e irrespetuosa . Se puede no estar de acuerdo con alguien, en este caso, que cada cual argumente su postura sin descalificar a nadie. Después libre albedrío y libertad de pensamientos. A nadie se le puede obligar a pensar de una forma diferente a su propia voluntad, entonces me parece que esta forma de ser de los escépticos no sirve de nada y tendrían que recapacitar mucho si quieren ser tomados en serio. Critico sí, pero con una argumentación seria desde un nivel de consciencia serio y real de la naturaleza humana para una Humanidad en Paz. Toda actitud que presenta síntomas de hostilidades como la “escéptica” no tiene razón de ser. El escepticismo choca con su propósito de Paz y Libertad. Por lo menos meditarlo un poco Luis. Comprender que Escéptico es sinónimo de ignorante, así de duro como suena.
Saludos.

Adán Richard Wilson
http://cronicasiglo21.zoomblog.com