lunes, 14 de enero de 2008

Cómo recrear el Día-D sin presupuesto

6 de junio de 1944. Omaha Beach, Normandía. Para reconstruir los primeros momentos del desembarco aliado en las playas de Europa, Steven Spielberg utilizó más de 1.000 extras y varios meses de preproducción, rodaje y montaje.

Ahora, tres diseñadores gráficos londinenses, con tanta audacia como escaso presupuesto, sólo han necesitado 4 días, un par de uniformes alquilados y mucha destreza en la post-producción digital y la mesa de mezclas. El resultado –emitido la semana pasada en el programa Timewatch de la BBC– es de no creer:


(enviado por japa, gracias!)

5 comentarios:

Blanca dijo...

Sorprendente. ¡Ver para creer!

Davidia dijo...

¡Increíble! Ya podían aprender los del cine español esta primera lección: gastar poco, lucirse mucho (sin que se note que ha costado dos duros). El único derroche, el talento.

Martin Pawley dijo...

Esa pieza demuestra lo mala que es la televisión (y el mal cine, por extensión). Dicho así parece no tener mucho sentido, pero cuando quiera se lo explico más detalladamente y ya verá como hasta le parece razonable (además, hasta es posible que nos veamos dentro de unas pocas semanas).

japa dijo...

Luego ves la patética escena de Rocroi en Alatriste y te das cuenta de que no fue falta de presupuesto, sino simple desidia del director, porque si se quiere, se llena Rocroi de tercios hasta donde se pierde el horizonte.

Eso sí, los pobres chicos se han pateado la playa a conciencia.

herbasco dijo...

Los chinos llevan años haciendo eso en sus desfiles. Impresionante.