viernes, 11 de enero de 2008

Gangster americano



No voy a decir nada de American Gangster que no haya sido ya escrito por los críticos más sesudos, ingeniosos o cómicos del planeta, pero a mi, la verdad...

Será porque uno siempre espera demasiado del tan irregular como genial Riddley Scott, será porque me quedé colgado de Érase una vez en América, El Padrino o Uno de los nuestros...

El caso es que... las casi tres horas de peli me parecieron tres años; lo paso mejor con cualquier episodio de cualquier temporada de los Soprano; el famoso duelo-interpretativo-final-entre-dos-gigantes (Denzel Washington y Russell Crowe) no es para tanto; la pretendida epopeya de Frank Lucas y Richie Roberts se queda en pretenciosa. A mi, pobre espectador, me parece lenta, pesada y de cartón piedra.

O sea: una cinta sin corazón. Jamás un peliculón. Y una produción impecable que quita el habla. Callo pues.

1 comentario:

Martin Pawley dijo...

Bueno, en esta coincidimos (en lo de que Ridley Scott sea genial, no, por supuesto; le acepto, como mucho, "Alien").