jueves, 31 de enero de 2008

Perdón por no matarlo

La revista Forbes, dedicada al mundo de los negocios y las finanzas, se ha hecho famosa por sus listas anuales de los más super-mega-multimillonarios del planeta. Hasta hace un par de años, publicaba también una curiosa relación de los muertos famosos más ricos del mundo. Ha dejado de hacerlo.

¿Por qué? Quizás porque en su última edición no incluyeron a Keith Richards. Obviamente. Y no porque
el gran guitarrista de los Rolling Stones no sea uno de los compositores con más ingresos económicos de todos los tiempos, sino porque el músico, de 64 años, es tan crápula como incombustible. O sea, que sigue muy vivo; a pesar de cocoteros y otros excesos.

Lo gracioso del asunto es que, al mes siguiente, la revista pidió disculpas por haberlo omitido de su lista de celebrities forradas que ya descansan en paz (sobre todo, sus herederos).

1 comentario:

Blanca dijo...

Es buenísimo. Me ha gustado también la idea de listar a los 'futuribles'. He votado por J.K. Rowling, por supuesto. ;)