domingo, 3 de febrero de 2008

Visiones (pop) del Apocalipsis

Qué ganas tiene el personal de que se acabe el mundo. O quizás sólo sea una especie de exorcismo cíclico ante La Crisis que-dicen-que-viene.

El caso es que las recreaciones del apocalipsis proliferan últimamente en el arte y la cultura populares: desde las versiones cinematográficas de "Soy Leyenda" y "Monstruoso" (
Cloverfield) en cartel, hasta la serie televisiva de moda, Jericó, que emprende su segunda temporada; pasando por las mesas de novedades en las librerías, con excelentes novelas como La Carretera, del premio Pulitzer Cormac McCarthy (Un padre y un hijo se dirigen hacia el mar, tras una catástrofe planetaria que apenas se menciona), o divulgación científica de calidad: El mundo sin nosotros, del periodista Alan Weisman (¿Qué pasará en la Tierra el día después de que haya desaparecido la especie humana?. Porque la vida seguirá sin nosotros, eso está claro).

Y hay más: videojuegos postapocalípticos como el reeditado Half-Life 2; cómics como Y, el último hombre, de Brian Vaughan (en un planeta donde sólo han sobrevivido las mujeres); e incluso rock and roll de qualité: Year Zero, el nuevo álbum conceptual de Nine Inch Nails, ambientado en el año 2022, en una época de invierno nuclear y tiranía política.

No podemos esperar al fin del mundo.

ACTUALIZACIÓN 4 DE FEBRERO: Me comentan que este mes se publica otro libro de divulgación científica sobre el asunto, La Sexta Extinción, del biólogo madrileño Fernando Jiménez López.

2 comentarios:

japa dijo...

Yo añadiría un título más: La Tierra Permanece, de J. R. Stewart, una de las obras imprescindibles en toda biblioteca de cifi que se precie.

De todas formas no es algo actual, ni siquiera del siglo XX. Entre los ilustres fundadores de la línea apocalíptica está nada menos que Jack London y su "Peste Escarlata"

Y puestos a hablar del fin de los tiempos, hay que darle un repaso a Olaf Stapledon, que planteó ese final en una de sus más extrañas obras: La Primera y Última Humanidad

CB dijo...

Desde los mayas a los cristianos primitivos, pasando por los nórdicos y su Ragnarok, el fin del mundo es un tema siempre recurrente, casi obsesivo. Saludos.



http://e-sobre-v.blogspot.com/