viernes, 7 de marzo de 2008

¿Te acerco al arrecife?

Más de 30 años después de La espía que me amó, la fantasía cinematográfica del deportivo sumergible se hace realidad.

Rinspeed sQuba fue ayer la gran atracción del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. El primer vehículo subacuático del mundo, desarrollado por la empresa suiza Rinspeed, es un biplaza anfibio construido sobre la base del Lotus Elise que desciende hasta los 10 metros de profundidad y cuenta con tres motores eléctricos, uno para viajes terrestres y dos para moverse bajo el mar. El uso de energía eléctrica (con baterías de litio recargables), junto a los lubricantes biodegradables que utiliza, lo convierten en un modelo 100% ecológico. La cabina del vehículo es abierta, por lo que, una vez sumergido, sus dos ocupantes han de utilizar los tanques de oxígeno incorporados y traje de neopreno (que no viene de serie). De momento sólo existe en versión cabrio, para evitar la presión que ejercería el agua sobre techo y cristales. La tapicería es, por supuesto, resistente al óxido, la corrosión y el salitre.

Aunque surca silencioso las profundidades a sólo 3 kilómetros por hora, en tierra puede superar los 120. Sobre el agua, e
n la modalidad anfibio-clásica, alcanza los 6 km/h.

Pueden verlo en plena zambullida en este vídeo colgado en MUY INTERESANTE>>


1 comentario:

Blanca dijo...

¡Qué chulo el video de you tube! Ahora los niños y las niñas mayores ya tienen su equivalente a las barquitas hichables de los bebés para pasárselo en grande. ;)