martes, 16 de septiembre de 2008

La Vespa bazooka

Japa me envía esta Vespa contracarro que parece sacada de un chiste de Gila. Existió en realidad y fue utilizada por los paracaidistas franceses tras la Segunda Guerra Mundial, en Indochina y Argelia. El conductor –y artillero– se sentaba sobre un cañón sin retroceso de calibre 75 mm. Disparaba sobre la marcha. Sin comentarios.

Entre 1951 y 1957, el ejército francés compró –y se supone que utilizó– 800 de estas unidades, al precio de saldo de 500 dólares la pieza. No hay dato alguno sobre su eficacia en combate.

He encontrado esta otra foto, más actual, de la "AMCA Troupes Aeról Portées Mle. 56"
en el Museo Piaggio de Pontedera, en el corazón de la Toscana, a 15 minutos de Pisa:


2 comentarios:

José Antonio Peñas dijo...

Hombre, pues por 500 dólares es una ganga. A día de hoy y al cambio en euros calculo unos 3000, más otros 1000 para la munición… vamos, que saldría apañada de precio y con una de esas a ver quién te tose en un atasco. Con un scooter moderno saldría más asequible, claro, pero perdería ese aire a lo película de Alfredo Landa, con Concha Velasco de paquete.

Y customizada, por supuesto: alegres tonos rosa en la delantera, un Papá no Corras colgando del espejo… que también hay que darle a estas cosas su toquecito humano

amelia dijo...

En los años cuarenta Piaggio también fabricaba aviones...no sé si de combate. El modelo de esa moto es mítica. Setenta años haciendo felices a mayores y pequeños...en Argelia todavía circulan unas cuántas (antibélicas por supuesto.)