miércoles, 7 de enero de 2009

La blandura del bolchevique



"No puedo escuchar esa música con frecuencia, me altera los nervios y me entran deseos de decir cariñosos disparates y de acariciar a la gente que viviendo en este sucio infierno es capaz de crear tal belleza".
(Vladimir Lenin)

Citado por Makxim Gorki –ajedrecista ocasional–, según Georg Lukács, a propósito de la Sonata para piano nº 23, de Beethoven (Appassionata).

Se puede escuchar aquí >>
. Sin ponerse nervioso. Sin decir tontadas. Sin acariciar a nadie.

1 comentario:

Pol-potito dijo...

¡Ah, todo un clásico!

¡Hagamos primero la Revolución, luego ya viiremos, aunque sea con placeres pequeñoburgueses como la música!