viernes, 27 de febrero de 2009

Personalizando

Nunca se sabe lo que uno puede descubrir en el ascensor de la oficina. Por ejemplo, a un gran fotógrafo (que no conoció el Photoshop): Norman Parkinson.

Y a la modelo que puso cara –y piernas– a los años 50 del siglo XX: Jean Patchett.

Welcome.


3 comentarios:

antonio larrosa dijo...

Me gustaria encontrar en un ascensor ... un billete de ida y vuelta al Paraiso Y ver a Dios y volver para poder decir a todo el mundo que existe.
He puesto un relato en mi web que se titula "Aprenda a solucionar crisis en quince días" Es muy conveniente que lo lean todas las personas para que sepan que la crisis que nos afecta puede tener solución facilmente.

Clica sobre mi nombre (Es gratis)

jaio dijo...

¡Maravillosa foto! Gracias mister Lynx...

Silkskin dijo...

siempre quedan pequeños refugios cosmopolitas y con glamour, también en Sanblas.

Bienvenida otra vez