viernes, 30 de enero de 2009

Alemanes de August Sander


Escarbando en mi biblioteca analógica me encuentro con un precioso volumen, casi olvidado, dedicado al enorme August Sander, el fotógrafo de los alemanes.

Y ojeando entre sus páginas... reaparece ella. Pinchen sobre el cigarrillo para admirarla con todo detalle, please: una mujer
absolument moderne.

No sabemos su nombre. Tan sólo su profesión (secretaria en una emisora de radio) y el lugar y la fecha en que fue realizado su retrato: en Colonia, en 1931. Tampoco se conoce qué fue de ella en los años alucinados que estaban a punto de sobrevenir en Alemania.

Pero antes, muchos alemanes anónimos del primer tercio del siglo XX habían ido pasado por delante del objetivo augustsanderiano.

Aquí>>
podemos admirar una treintena de ellos, todos inmensos.

(y aquí, un raro descarte de nuestra protagonista del día; parece otra)

4 comentarios:

José Antonio Peñas dijo...

ntraste es curuoso. En el descarte se la ve relajada y natural, mientras que en la foto "buena" parece que me la han metido una escoba por el orto de puro tiesa que resulta.

Blanca dijo...

A mí también me gusta más ella en el descarte, pero yo no entiendo de arte. :)

Hablando de retratos de personas, pero en otro orden de cosas, ¿qué me dicen de hacer 1 foto a 2millones de personas y poder ver con detalle a buena parte de ellas?

Lo comentan en el blog Scriptor.org.

La foto la hizo David Bergman en el discurso inaugural del presidente Obama.
Esta es la panorámica, hecha con la tecnología Gigapan (ni idea de lo que es)que permite, entrando y moviéndonos digitalmente en la foto, ver con detalle no solo a Obama, sino a muchísimas de las personas presentes: expresidentes, policías, fotógrafos, público... Prueben, es asombroso!!

Lynx dijo...

Impresionante, Blanca, no la conocía.

(por cierto, creo que ya está usted "madura" para abrir tienda/blog y compartir este tipo de descubrimientos ;-)

Blanca dijo...

Vaya por Dios, ¿tanto se ha notado que me moría de ganas por colocar como fuera este descubrimiento?
Supongo que debería avergonzarme de aprovecharme así de su blog, pero no; al contrario, me alegra ver que usted me lo permite. Muchas gracias :)

Lo de tener mi propio blog no me atrae en absoluto. Solo veo los inconvenientes: que si tener que postear con un mínimo de frecuencia, que si tener que revisarlo, que si tener que estar pendiente de los comentario de los demás (suponiendo que los hubiera, claro)... no, no quiero obligaciones.
Aunque está visto que hay gente que no tiene bastante con crear un solo blog, a mí uno solo me vendría grande.

(por cierto, su velocidad de réplica es sorprendente O_O)