martes, 27 de marzo de 2007

Bye, Life!

Cierra la revista Life, pionera del moderno fotoperiodismo, emblemática cabecera: en sus páginas publicaron Robert Capa, Gordon Parks, Alex Eisenstaedt, o el ilustrador Norman Rockwell.

Nació como semanario, en 1936; cambió a mensual entre 1978 y 2000. Y se despedirá el próximo 20 de abril como suplemento gratuito semanal de más de cien diarios norteamericanos (ojo: con una tirada de 13 millones de ejemplares).

Time Inc., la
empresa editora, justifica la decisión por la "radical transformación" del mercado de revistas. Menos lectores, menguante publicidad.

Desaparece la publicación de papel...
pero se mantiene la marca en internet: con un fondo fotográfico, abierto y gratuito, de más de 10 millones de imágenes, la mayoría nunca antes publicadas. Un auténtico archivo visual del siglo XX; disponible online a finales de este año.

4 comentarios:

pilar dijo...

Pues si cierra Life... menudo futuro. Pero procuro ser optimista. Cada vez que se muere un medio es una putada. Y más si es un mito. Por si acaso, L. estoy recibiendo un curso de flamenco que contratan 17 grupos - o algo así - para la Expo de Zaragoza para darla a conocer en las principales ciudades españolas. La puñeta es el traje, que tenía ya el de jotera. La publi es cada vez más escasa y se va a las teles, el papel está caro. Jooo...

Silkskin dijo...

¿Cuándo nos creeremos de verdad lo de internet? Life does not dye! Se mantiene la version on line.

El periodismo no muere tampoco, cambia el soporte. Está ocurriendo el mismo proceso que con la música. Las discográficas que entendieron que la base del negocio era vender música, da igual en que soporte,continuan obteniendo pingües beneficios. Las que siguieron pensando en vender CDs, han perdido rentabilidad. ¿Qué harán las editoriales europeas al respecto?


Gracias Lynx.

Anónimo dijo...

Joder, para que se te atragante el desayuno!
(cuando las barbas de La Vida veas pelar...)

Vince dijo...

... Pon tu Muy Interesante a remojar (o la cabecera que cada uno crea más conveniente).

Eso sí, qué gran noticia lo del archivo fotográfico.