martes, 10 de abril de 2007

Atardecer en Granada



Llego al caer la tarde. Me espera Melchor Sáiz-Pardo, veterano periodista y hoy también Defensor del ciudadano de Granada. Visitamos la redacción de Ideal, líder de la prensa local y regional que estos días cumple sus primeros 75 años con buenísima salud; en la entrada, a la intemperie, la vieja rotativa MAN de 1934 que imprimió los discursos de Azaña, convertida en Kunst. ¡Aquello eran periódicos! Saludo a su director y conozco a Clara García, la joven redactora encargada de la página diaria de ciencia e innovación. Y a Jaime, recién llegado de Salamanca, rendido ya al embrujo de la Alhambra.

Al anochecer, reencuentro en el Parque de las Ciencias con el hiperactivo Ernesto Páramo y su espléndido equipo: Javier, director científico; Miguel Guirao, anatomista y cátedro; Antje, probadora de la nueva Super-Cámara de Vacío; María, exmadrileña y neopsicóloga... Un buen lugar para hacer viejos amigos. Entre cronoesferas.

Por supuesto, más tarde me llevaron a probar unas deliciosas habitas con jamón, que no sólo de divulgación científica y cambios climáticos viven estos granaínos cosmopolitas.

(Foto: Antonio Navarro, vía Mariangustias)

2 comentarios:

amira dijo...

Cómo recuerdo los atardeceres de mi ciudad mora.

Tristes partimos de ella Boabdil y yo, y desde el punto donde se ve por última vez la ciudad, suspiramos los dos tras las palabras de Aixa a su hijo:

¨No llores como mujer lo que nosupiste defender como hombre

ANTJE dijo...

Las habitas con jamon te las comistes tu solo... y luego no habia forma de sacarte de la "super-camara de vacio"... la cena fue muy breve, tenemos que repetirla... Un abrazo granaino,
Antje und Ernst