martes, 20 de enero de 2009

La lluvia y el dolor, en España...

El estadounidense Paul Krugman, último premio Nobel de Economía, analiza hoy en su blog de The New York Times, el desastre económico en el que estamos inmersos.

Las fórmulas para salir del agujero que propone este gurú de la neosocialdemocracia son para echarse a temblar:
"So what can Spain do? It needs to become more competitive — but it can’t have a devaluation, because it’s a euro country. So the only alternative is wage cuts, which are desperately hard to achieve (and create big problems for debtors)".
Prefiero no traducir "wage cuts".

1 comentario:

Gabi dijo...

Bueno, realmente no va a haber muchos "wage cuts", en España los salarios son tan rígidos a la baja que por donde se ajusta es vía más paro. El mismo efecto se consigue pagando menos a los mismos trabajadores que pagando lo mismo a menos trabajadores.