viernes, 18 de enero de 2008

Expiación en Dunquerke: la casa por la ventana

Hace unos días el Gran Japa, asiduo visitante y comentarista de esta bitácora, nos enviaba el vídeo del making off de Bloody Omaha para la BBC; o de cómo recrear cinematográficamente el desembarco de Normandía sin apenas presupuesto.

Todo lo contrario de este ακοξοναντε plano-secuencia de 4':52", del también british Joe Wright, en la adaptación cinematográfica de la novela de Ian Mc Ewan Atonement (Expiación), que estos días se exhibe en los cines de medio mundo.

Entre el 17 de mayo y el 4 de junio de 1940, las playas de Dunkerque fueron escenario de la retirada de más de 300.000 sóldados anglofranceses que se encontraban cercados por los alemanes:



(visto en días estranhos, el blog de Mr. Pawley)

2 comentarios:

japa dijo...

No lo acabo de ver. No parece que haya una guerra, es como un festival playero. Por otra parte el plano en sí no tiene una función narrativa, me da en la nariz que el director tan sólo quería hacer un alarde, en plan "me ha quedado tan bien como el de Sed de Mal"

Sobre todo me falta el dramatismo de esos días en los que todo parecía perdido mientras los marinos ingleses se echaban al mar con cualquier cosa que flotase para atravesar el Canal y traer de regreso a los soldados como fuera.

Y como no, Churchill, inmenso en las horas más oscuras, ordenando que ingleses y franceses subieran juntos a los barcos, "Bras sûr bras"

No lo veo. Es Dunkerke, y ahí está el Cuerpo Expedicionario, pero no es real.

Martin Pawley dijo...

Viendo esa alucinante escena entenderá mejor el comentario que le dejé a cuenta del vídeo de Bloody Omaha...