lunes, 6 de noviembre de 2006

Children of Men

En las últimas semanas estamos teniendo una buena racha de pelis en el cine de mi pueblo, cosa rara. Así que, despues de leer esto, me acerco a ver Hijos de los Hombres, de Alfonso Cuarón, a partir de la novela del mismo título de la gran P. D. James (primera incursión, por cierto, de "la dama del crimen" en la literatura de ciencia-ficción).

Lo mejor del film, para mi gusto, es la reconstrucción escenográfica, atmosférica y ambiental de un futuro que se parece mucho a nuestro presente en algunos detalles inquietantes. Lo más simpático, el papel de Michael Caine como viejo sabio hippie cultivador de maría. Lo peor, el mensaje y la moraleja buenistas. Ahora entiendo también por qué a las chicas de la redacción les gusta tanto este Clive Owen ("un hombre que parece haber escupido el alma", según algún crítico exaltado).

La novela tenía un final que no acababa de convencer al director. Pero, al parecer, durante unas vacaciones junto al mar, mientras tomaba el sol en las playas de California, recibió una repentina inspiración que le aclaró todo el proyecto (y también el guión).



13 comentarios:

Vince dijo...

Se me está usted poniendo morao de pelis, Lynx; otros, en cambio, estamos demasiado ocupados luchando con nuestro blog como para pisar una sala...

Pero esta no me atrae mucho, no sé; tengo el libro en casa y, de momento, se me ha resistido a dos embestidas. Y eso que P. D. James me mola. ¿Demasiado deprimente?

Nuala dijo...

ooooooooooooooh CliveCliveCliveClive
CliveCliveCliveCliveCliveCliveCliveClive
CliveCliveCliveCliveCliveCliveCliveClive
CliveCliveCliveCliveCliveCliveCliveClive
CliveCliveCliveCliveCliveCliveCliveClive

No es un hombre. Es EL hombre.

(Disculpe, no me he enterado de nada. He visto la foto y ya no he podido concentrarme en el post. Ahora vuelvo, voy a apuntarme el título de la peli. :D)

Nuala dijo...

Vale, ya estoy.

Yo quiero un poco de lo que sea que se tomó este en la playa.

Mensaje y moraleja buenistas... hum... bueno, vale. Clive bien vale una misa.

Gracias Lynx!

Lynx dijo...

Las gracias a Vendell, Núa; por su post del pasado 24 de octubre me fijé en la peli (por cierto, el que aparece de espaldas en la foto es "su" Owen, con la misma gabardina 'negra despair' durante las dos horas de metraje ;-)

El pajaro carpintero dijo...

Nuala, qué sobreexcitación... Se le va a pelar el dedo de tanto darle al Clive.

Beriberi dijo...

Sr. Vince,
¿no me diga que usted pertence al club de los que se leen el libro y luego van al cine y hacen comparaciones (con un paquetón de palomitas entre las piernas)? Y, por cierto, o se despabila o Lynx le come literalmente su blog. ¡Busque un hueco y déje que su cuerpo humphreybogartiano se exhiba por las salas! Porque veo que tira mucho de la biblioteca (personal) y elude trabajar a pie de obra. Así, como dicen los anglosajones, you´ll kill two birds with one stone. Y hablando de pájaros, Carpintero, no sea tan soez, que unas le darán al dedo, pero usted un día de estos se parte el piquito.

El pajaro carpintero dijo...

D. Beriberi, no se preocupe por mi pico: lo tengo bien erecto y duro como el diamante. No hay leño que se me resista. Tengo a las carpinteras que ni le cuento. El Clive, un nivato.

Beriberi dijo...

Ya veo que no necesita abuela. Sabemos que a diario se papea casi un millar de larvas de escarabajos y otro tanto de hormigas y que con su pico erecto y duro como el diamante golpea en la corterza de los árboles a un ritmo de 16 picotazos por segundo, casi dos veces mas rápido que los disparos de una ametralladora. Sabemos que lo hace más de 12.000 veces al día –es usted un poco insistente– y que la fuerza del impacto de su cabeza en cada golpe equivale a a 1.000 veces la fuerza de gravedad. Sabemos que alardea de "picaderos", pues se pasa el día agujereando los árboles para luego mostrárselos a sus liges y que luego elijan el mejor. ¿Pero sabe usted que tiene mucha, mucha, mucha pluma? Y lo peor, con todos mis respetos, que no tiene manera de quitársela. Piense en ello.

el pajaro carpintero dijo...

Ja, ja,ja. Don Beriberi, me ha hecho polvo... ¿Polvo? Le dejo, que la woodpecker de enfrente se me está insinuando y siento un congestión en la cloaca. Me ha caído usted bien. A ver si quedamos un día de éstos y le invito a una ración de larvas de escarabajo o, si lo prefiere, nos abrimos unas almejas.

El molusco parduzco dijo...

¿Abrir unas almejas?... que cosa tan sutil "no te digo na y te lo digo tó". Y yo creo que con lo del pico se refería a otra cosa, que este Pájaro es la pera, es un picaruelo.

Desde tercero de E.G.B. no llegaban a mi unas metáforas tan elegantes y con esos toques verdezuelos.

Confiesa, Macario ¿eres tu?

Vince dijo...

Beriberi: me parece muy mala educación hablar de mi blog en el blog de otra persona. Así que, si le parece, eso me lo dice usted en la call... digo, en el mío.

De todos modos, abusando un poco de Lynx, sólo le digo que mi blog no trata necesariamente de últimos estrenos; para eso hay otros estupendos.

Y sí, tiro mucho de biblioteca, de videoteca y de deuvedeteca. Que no empecé a ver cine ayer, precisamente.

beriberi dijo...

Hombre Vince, no se me enfade... Estaba gastándole una broma. Lo siento, si he heridos sus sentimientos.

Vince dijo...

Beriberi, pese a lo que usted pueda pensar, detrás de mi Nick NO se esconde Fernando Fernán-Gómez. No me ha molestado en absoluto, hombre. Que Dios nos conserve el sentido del humor...